Tu memoria

Te doy permiso de que me odies porque no fui lo suficientemente fuerte para remar en arena. Me podés odiar, si. Yo también odiaría a quien se cree tan valiente como yo solía hacerlo. Cualquier persona odiaría a una mujer que va por ahí sin pelos en la lengua, con la mirada fija y en alto. No se si me odias, pero podrías hacerlo. Odiame.

Quereme sino…. quereme en silencio. Quereme a la distancia, quereme en las sombras. Podés quererme porque soy libertad. Cualquiera puede querer a alguien que abre su corazón y te deja ser. ¿Quien no quería a una persona honesta y fiel?. Quereme, no pierdas la oportunidad de hacerlo aunque no estemos destinados a ser, quereme.

Podrías ignorarme, tal vez. No me odies ni me quieras porque los extremos no son lo tuyo. Ignorame, hace de cuenta que no existe mi presencia cuando escuchas hablar de peronismo y los Redondos. Fingí que no conociste a nadie llamada Delfina aunque tu subconsciente me lleve a tu memoria y se te escape mi nombre. Ignorame, mi amor, vos que podés.

Llorame. No me gusta tu tristeza. No me gusta la tristeza, lo sabes. Me podés llorar, hacer el duelo de lo que no fue. Poder llorar los recuerdos y los besos que no nos dimos. Podés llorar, te puede doler mi recuerdo y las promesas que quedaron como refranes. Soportaría tu llanto si te angustia mi ausencia. No la disfrutaría pero te lloré a vos y a nuestros recuerdos, se que es sanador. Llorame.

Extrañame, aunque a veces no coincidamos en nuestra melancolía y no seamos más que lo que no fuimos. Podés extrañarme porque aunque fue breve, nuestra historia marcó nuestras vidas. Si me extrañas, no me extrañaría...yo también lo suelo hacer. Aunque el orgullo a veces pese mas, quisiera poder vivir un minuto más dentro de tu abrazo y se que extrañas mi sonrisa. Hacelo, extrañame.

EXTRAÑAME.LLORAME. IGNORAME. QUEREME. ODIAME.

Hace o deshace a tu gusto. Arma o desarma como te plazca. Que se haga todo a tu antojo pero no me olvides. No lo merezco.

No merezco el olvido, aunque el olvido es algo inevitable. No me olvides, porque no lo permito. Me niego a que alguna vez me olvides, porque te dejé mi mirada grabada en la sien. No te atrevas a borrarme de tu memoria, porque a veces falla pero los recuerdos estarán ahí hasta el día del juicio final. Que no me consuma el olvido pese a que no fuimos, que no estábamos destinados a ser, no soportaría que me olvides a mi y a lo que casi pudo ser.

Hace de mi resto lo que quieras. Que mi recuerdo te produzca incluso odio. Pero no me olvides, porque uno está vivo siempre que se lo recuerde y sólo me siento viva en tu memoria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario