#Niunamenos

Te amaba. Me decías que ibas a cambiar y te creía porque te amaba. Porque me amabas.


Me tirabas al piso porque yo era una puta. Y yo te amaba. Porque me amabas.


Me decías “mira lo que me haces hacer”. Y yo me sentía culpable, porque te amaba. Porque me amabas.


Me decías que no use ropa que muestre mis piernas porque eran horribles. Te obedecí, porque te amaba. Porque me amabas.


Me preguntabas a donde iba y con quien. Yo te decía todo, porque te amaba. Porque me amabas.


Me ibas a buscar borracho a todos lados. Yo te esperaba, porque te amaba. Porque me amabas.


Me marcabas el cuerpo como quien escribe una pared. Y te perdonaba, porque te amaba. Porque me amabas.


Me decías inútil. Y yo te creía, porque te amaba. Porque me amabas.


Me obligabas a tener relaciones y me pedías perdón. Yo te perdonaba, porque te amaba. Porque me amabas.


No lo hablaba con nadie, porque te ponías celoso. Y yo te hacía caso, porque te amaba. Porque me amabas.


Me aleje de mis amigas, porque eran trolas para vos. Y te obedecí, porque te amaba. Porque me amabas.


Me agarrabas la cara y me pedías que te mire a los ojos. Tuve miedo, pero te amaba. Porque me amabas.


Me redujiste a cero, me humillaste. Y yo te seguía amando. Porque me amabas.


Me sacaste hasta las ganas de llorar. Pero lloraba igual, para que sepas que te seguía amando. Porque me amabas.


Me robaste mi primera historia de amor, me sacaste mi preciosa adolescencia. Pero te amaba igual. Porque me amabas.



No era inútil, y tampoco era una puta. No me tenía que alejar de mis amigas para que me quieras ni dejar que me toques para hacerte feliz. Yo no te obligaba a hacer nada, porque vos solo decidías gritarme y ponerme las manos encima. No eras celoso de mis amigos, no querías que tenga a nadie a mi alrededor, te gustaba solitaria y frágil. El problema no era la ropa, era yo. Yo no te amaba, ni siquiera me amaba a mí misma; vos tampoco te amabas a vos, vos no querías a nadie pero te gustaba sentirte poderoso. Yo pude salir, pude alejarme, pero vos seguís siendo igual {un enfermo}. Yo no volví a usar ropa corta, y me sigue dando miedo seducir con la mirada, pero no te preocupes; sigo respirando. Perdí grandes amistades y me sigo sintiendo inútil a veces, pero no te preocupes porque me puedo sentar en el pasto y disfrutar del sol en mi cara. Lograste que sienta vergüenza de mi misma pero no te alarmes,no termine en una bolsa de basura. Hiciste que deje de verme al espejo, pero no te sientas mal, por suerte no me mataste. Me sentí gorda pesando 43 kilos pero no te preocupes, no morí desangrada al costado del río. Las marcas desaparecieron para tu suerte, las de mi mente no para mi desgracia. Me marcaste física y emocionalmente, me robaste tiempo valioso de mi adolescencia, pero yo sigo de pie y como mujer hoy te digo ¡NUNCA MÁS! Ni a vos, ni a ningún enfermo que ose rebajarme o prohibirme cosas. NUNCA MÁS a un grito en la calle siquiera, NUNCA MÁS a una escena de celos. Porque hoy estoy viva, porque hoy respiro. Porque no hay nadie que me haga sentir así de nuevo, porque no lo permito. NUNCA MÁS por mí y por todas las mujeres. NUNCA MAS UNA MUJER MENOS. NUNCA MAS UN MALTRATO. VIVAS NOS QUEREMOS. NI UNA MENOS.