Quereme.

No me quieras, soy complicada. No pienses mucho en mi, no tengo cabeza para eso.

Ni siquiera trates de definirme porque seguramente mañana ya no encaje en ese casillero.

No intentes abrazarme porque no hay nada más bello en mi vida que la libertad. No esperes besos sin mordidas, ni sexo sin heridas.

No me mires a los ojos, mi mirada siempre está tan perdida. No te enamores de mi.

No me recomiendo, los efectos secundarios son peligrosos. No trates de entenderme, a veces ni yo lo hago.

Simplemente no hagas nada, que yo me encargo de todo. O casi todo.

No te olvides de tu libertad, es tan valiosa que no lo notas. Agarrá mi mano, que la vida nos encuentre así.

No hagas el esfuerzo de ser el mejor, si dejo que me mires a los ojos, ya eras el mejor para mí.

Mirame cantar desafinado y bailar mal. Acompañame.

Sentate a estudiar conmigo, preparame un mate o un café. Y te regalo una estrella.

Si te veo dormir, no te despierto. Te acaricio te beso y te abrigo. Y me regalas una estrella.

No me quieras, sé libre. Dejame serlo.

Seamos lo que queremos, juntos. Que la vida nos encuentre así, libres.

Soy complicada, quereme igual, en libertad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario